ejemplo de los instrumentos de una estación meteorológica
Estaciones Meteorológicas > ¿Cuáles son los instrumentos de una estación meteorológica?

¿Cuáles son los instrumentos de una estación meteorológica?

Si te has preguntado alguna vez cómo es posible que ese manómetro encima de tu mesa de noche sea capaz de medir la temperatura y la humedad, sentirás curiosidad por saber qué elementos componen una estación meteorológica y cómo funcionan. Sobre todo en aquellas estaciones meteorológicas profesionales, donde sobresalen un buen puñado de instrumentos que ni siquiera sabes su nombre.

Y es que la tecnología ha avanzado tanto que ya ni siquiera necesitamos termómetros de mercurio para saber cuántos grados hacen. Ahora, las partes de una estación meteorológica pueden ser tan pequeñas que puedes tener una en casa sin necesidad de invertir demasiado dinero. Esto te permite hacer tus propias predicciones meteorológicas. Puedes leer más sobre ello en nuestro artículo sobre cómo funciona una estación meteorológica.

Ya seas una persona que se está aficionando al estudio del clima o estés buscando la mejor estación del año, a continuación te vamos a explicar cuáles son los instrumentos de una estación meteorológica y para qué sirven.

Elementos de una estación meteorológica

Puede ocurrir que no solo exista una única forma de medir un parámetro, como puede ser la temperatura, sino que haya una buena variedad de instrumentos de medición de una estación meteorológica que sea muy diferente al de otra. Por eso es esencial que conozcas en qué destacan cada uno de ellos y optar por aquellos que te funcionen mejor.

Los elementos más comunes en las estaciones meteorológicas domésticas y semi profesionales son los siguientes:

Termómetro

  • Permite medir la temperatura con gran precisión.
  • La escala más usada es la de Celsius (ºC), pero también pueden encontrarse en Farenheit (ºF) y Kelvin (K).
  • Existen varios instrumentos que pueden medir la temperatura:
    • Termistor: que modula la resistencia eléctrica de óxido de metal dependiendo de la temperatura ambiente.
    • Termocupla o termopar: que mide la temperatura a través del calentamiento de una soldadura de dos tipos de metales.
    • Sensores RTD: que funcionan a través de la resistencia eléctrica de una pieza de metal, por lo general platino.
    • Termómetro de gas: de los más precisos y utilizados para configurar otros termómetros.
  • La temperatura es indispensable para combinar con otros parámetros medidos, por lo que en todas las estaciones meteorológicas habrá un termómetro.

parte de una estación meteorológica

 

Barómetro

  • Se utiliza para medir la presión atmosférica, que es el peso ejercido por la atmósfera en un espacio concreto (por ejemplo, un metro cuadrado).
  • La unidad de medida de la presión atmosférica es el hectopascal, también denominada hPa.
  • Los primeros barómetros eran de mercurio, pero en la actualidad puedes encontrar muchos más modernos y precisos:
    • El barómetro electrónico: que utiliza la resistencia eléctrica en un metal para calcular la presión en el momento que la presión que se ejerce sobre él varía.
    • El barómetro aneroide: que aprovecha el vacío hecho en una caja de metal para medir las deformaciones que tienen sus paredes.
  • Son esenciales para la predicción meteorológica, ya que las altas presiones se asocian a un clima sin lluvia, mientras que las bajas presiones se asocian a tormentas y nevadas.

Higrómetro

  • Permite medir la humedad ambiental, que junto a los valores de temperatura y presión se convierte en indispensable para las predicciones meteorológicas.
  • Se utiliza la unidad de % para la humedad, que puede ir del 0% al 100% dependiendo de la cantidad de agua que haya en el aire.
  • Los higrómetros modernos más comunes son:
    • Térmicos: que miden la humedad absoluta a través de la conductividad térmica cambiante del aire a causa de la humedad.
    • Capacitivos: con una menor precisión, pero aguantan bien las altas temperaturas y la condensación.
    • Resistivos: calculando la resistencia eléctrica de un material a medida que la humedad cambia en el entorno.
    • Gravimétricos: que compara una masa de aire concreta respecto a la misma masa pero de aire seco.
  • Se utilizan para el cuidado de invernaderos, incubadoras, museos y para el control de moho.

Pluviómetro

  • Permite conseguir un cálculo de la cantidad de precipitaciones, ya sea lluvia, nieve o granizo, que haya caído en un lugar y tiempo concretos.
  • Sus mediciones se expresan en milímetros, asociando que 1 milímetro es un litro de agua caído durante un total de una hora.
  • Los pluviómetros pueden ser manuales o totalizadores, siendo los primeros una simple cubeta de plástico graduada y los segundos cuentan con un embudo que aporta una mayor precisión en los cálculos.
  • Los pluviógrafos añaden un componente que facilita la grabación de los datos obtenidos sin necesidad de un usuario. Pueden ser de sifón o de cubeta basculante.

instrumento de medición de una estación meteorológica

 

Piranómetro

  • Conocido también como solarímetro, permite hacer mediciones de la radiación solar en una zona concreta de hasta 180º.
  • La unidad de medición es de kilovatios por metro cuadrado, y puede tomarse en radiación semiesférica total, difusa o directa.
  • Hay dos tipos de piranómetros más comunes y utilizados:
      • Térmico: que aprovecha una batería termoeléctrica que se calienta, generando una corriente eléctrica y permitiendo realizar los cálculos oportunos.
      • Fotovoltaico: utilizando un fotodiodo para absorber la radiación solar y transformarla en electricidad. Son más propensos a que les afecten algunas irregularidades climáticas.
  • La radiación solar es la que aporta el “calor” a la Tierra, siendo responsable de la subida de temperaturas y del cambio en otros parámetros meteorológicos. Conocerla es fundamental para un estudio preciso del clima.

Anemómetro y veleta

  • El anemómetro permite calcular la velocidad actual del viento, ayudando a la predicción en ámbitos como la navegación o las actividades aéreas.
  • Suelen utilizarse tres tipos de anemómetro: 
    • El de molinete: calcula la velocidad del viento a través del número de vueltas que realiza.
    • El de filamento caliente: utiliza un hilo caliente que hace el cálculo gracias a la capacidad de enfriamiento que tiene el viento a mayores velocidades.
    • El sónico: usa ondas de ultrasonidos que son moduladas por la dirección y la velocidad del viento, por lo que es muy preciso en ambas mediciones.
  • La veleta indica la dirección en la que sopla el viento. Funciona gracias a que un lado de la veleta es desigual, siendo empujado por el viento hasta pivotar en la dirección de dónde sopla.
  • La veleta requiere estar en una altura adecuada para su correcto funcionamiento, por lo que es uno de los elementos de una estación meteorológica que necesita una instalación específica.

Si te ha interesado este artículo, quizá te interese también nuestro artículo sobre qué es una estación meteorológica y para qué sirve.